DD.GG.II.MM.FF.LL.





Hidrovia
Paraguay - Parana


Lago Titicaca


Canal Tamengo




La Dirección General de Intereses Marítimos, Fluviales, Lacustres y Marina Mercante, es el organismo técnico administrativo dependiente del Ministerio de Defensa del Estado, que ejerce las funciones de Autoridad Marítima en representación del país, proyecta la imagen marítima, asesora a la máxima autoridad ejecutiva referente a los Intereses Marítimos, Fluviales y Lacustres.

VISIÓN

Promover seguridad y desarrollo de los intereses marítimos, fluviales, lacustres y marina mercante.

MISIÓN

Normar, regular y desarrollar las actividades marítimas, fluviales y lacustres, industrias naviero mercante, pesca marítima, vías navegables, infraestructura portuaria y zona franca industrial a fin de dar seguridad a la vida humana en la navegación, la preservación del medio ambiente acuático, los efectos de la navegación, servicios portuarios y la conservación de los recursos marinos vivos en aguas internacionales.

AUTORIDAD MARÍTIMA

Es la máxima Autoridad técnica y administrativa, responsable de promover, regular, desarrollar y administrar los Intereses Marítimos, Fluviales Lacustres del Estado Plurinacional de Bolivia en aplicación de las convenciones, tratados y convenios internacionales de los cuales forma parte Bolivia. El Director General de Intereses Marítimos, Fluviales, Lacustres y Marina Mercante es la Autoridad Marítima Boliviana facultada mediante Decreto Supremo 26805.

C.Almte. Mario Romero Rodriguez.

Director General de Intereses Marítimos, Fluviales, Lacustres y Marina Mercante.

HISTORIA Y ANTECEDENTES DE CREACION

Nuestro país al nacer a la vida independiente, fue dotado por la naturaleza de un importante medio acuático, conformado por lagos, ríos y mar; que no solamente permitieron la navegación de embarcaciones, sino que han sido fuente de recursos para la alimentación y desarrollo de su población.

Es así que al inicio de la vida de la República, se creó el Ministerio de Guerra y Marina, órgano que se constituyó en el aspecto formal, en la primera entidad del Estado que se hizo cargo de la actividad acuática.

Seguidamente previa exploración de la costa marítima boliviana, se habilitó el puerto de Cobija y posteriormente los puertos: de Antofagasta, Tocopilla y Mejillones, nombrándose a los capitanes de puerto respectivos, como autoridades representantes del Estado. El establecimiento del indicado cargo, se confirmó posteriormente mediante la promulgación de la ley del 12 de octubre de 1832, durante el gobierno del Mariscal Andrés de Santa Cruz.

Después de la Perdida del Litoral Boliviano, se inició la explotación de la goma y la castaña en la amazonía boliviana, generando un rápido desarrollo de la navegación fluvial de entonces, en ese sentido el gobierno nacional con la finalidad de controlar dicho tráfico, promulgó el decreto reglamentario del 30 de enero de 1912, disponiendo la matriculación de las embarcaciones en la Prefectura del Beni, ante la Delegación Nacional del Territorio de Colonias y ante la Sub Delegación de Cobija. En el año 1956, se otorgó atribuciones al Ministerio de Defensa Nacional, para que preste servicio de patrullaje en los ámbitos fluvial y lacustre fronterizo, con la finalidad de controlar el tráfico de embarcaciones.

Posteriormente el año 1963 se creó la Fuerza Naval Boliviana, con atribuciones conferidas hasta entonces a diferentes instituciones del Estado sobre la actividad en el medio acuático, en efecto el Decreto Supremo No. 06482 del 31 de mayo de 1963. Para cumplir con las atribuciones conferidas, la FNB organizó dentro la estructura de su estado mayor, el departamento V de Intereses Marítimos, Fluviales y Lacustres. Con las tareas asignadas y con la cooperación técnica de la Agregaduría Naval Argentina, la FNB promovió la organización de una comisión interinstitucional, que luego de proceder al análisis de la normativa existente, elaboró el nuevo marco legal de la navegación contenida en los siguientes instrumentos jurídicos: Política de Navegación Fluvial, Lacustre y Marítima; Ley de Navegación Fluvial, Lacustre y Marítima; y el decreto supremo de creación de la Dirección General de la Marina Mercante Nacional.

Dichas disposiciones fueron puestas en vigencia mediante los decretos supremos números 12383, 12384 y 12385 del 18 de julio de 1975, mediante los cuales se transfirieron parte de las atribuciones conferidas a la FNB a la nueva Dirección General de Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Transportes.

HISTORIA Y ANTECEDENTES DE CREACION

Debido a las diversas actividades que se venían desarrollando en el medio acuático y zonas adyacentes, con la creación de nuevos organismos, reparticiones que tenían jurisdicción sobre puertos, vías navegables, marina mercante, medio ambiente acuático, pesca etc.; el gobierno nacional decidió contar con un organismo que aglutine a todos aquellos que tenían que ver con el medio acuático y zonas adyacentes. Para ese efecto se creó la Subsecretaría de Intereses Marítimos, Fluviales y Lacustres; mediante Decreto Supremo No. 17918 del 8 de enero de 1981, aprobándose sus estatutos por Decreto Supremo No, 18176 del 9 de abril de 1981; con la finalidad de que: “viabilice el desarrollo y la expansión de la Navegación”. Así mismo se le dotó de un presupuesto necesario para su funcionamiento.

Con posterioridad, se dictó el Decreto Supremo No. 23533 del 17 de junio de 1993, que ratificó la jurisdicción y competencia de esa Subsecretaría sobre el sector intereses marítimos y el subsector transporte por agua.

Finalmente el gobierno nacional decidió bajar la Subsecretaría a nivel de Dirección General, mediante Decreto Supremo No. 24855 del 22 de septiembre de 1997, con el respectivo perjuicio institucional.

ORGANIZACIÓN

OBJETIVO GENERAL

Promover la seguridad y el desarrollo naviero, mercante, marítimo, fluvial y lacustre, acorde a los convenios internacionales vigentes.

FUNCIONES

  1. Aprobar las políticas, planes, programas y proyectos del sector de los intereses marítimos, fluviales, lacustres y de marina mercante.

  2. Regular, fiscalizar y administrar el sector de los intereses marítimos, fluviales, lacustres y de marina mercante.

  3. Representar al Estado Plurinacional, en lo que respecta al sector de los intereses marítimos, fluviales, lacustres y de marina mercante a nivel nacional e internacional.

  4. Ejercer dependencia funcional sobre el Registro Internacional Boliviano de Buques (RIBB), por disposición del Ministerio de Defensa, para supervisar, fiscalizar y coordinar el desarrollo de sus funciones técnicas.

  5. Promover y participar en foros, convenios y acuerdos internacionales, como autoridad válida del Estado Boliviano en el Sector de los intereses marítimos, fluviales y lacustres.

  6. Fiscalizar los ingresos del Sector de los intereses marítimos, fluviales y lacustres.

  7. Aprobar las tarifas de los servicios e infraestructura del sector de los intereses marítimos, fluvial y lacustre en el ámbito nacional e internacional..

  8. Solucionar controversias en las operaciones de transporte marítimo ocasionados por los buques que enarbolen bandera nacional.

  9. Contratar y otorgar el reconocimiento a las Sociedades de Clasificación y Registros Delegados.

  10. Refrendar los Certificados de Reconocimiento de Empresas Navieras y Agencias Navieras.

  11. Refrendar los certificados de registro de buques, tripulantes, agencias navieras, líneas navieras, industria naval, astilleros, artefactos navales y otros conexos al sector.

  12. Refrendar el certificado de cese de bandera de conformidad a las normas internacionales y la legislación nacional.

  13. Refrendar los certificados sobre privilegios marítimos.

  14. Refrendar autorizaciones de mejoramiento, mantenimiento, construcción y operación de los puertos y muelles en el territorio nacional, así como los artilleros de industrias afines.

  15. Otorgar el reconocimiento de protección ambiental, emitida por la autoridad competente.

  16. Refrendar las autorizaciones de mantenimiento, mejoramiento y dragado de las vías navegables.

  17. Refrendar las licencias de pesca marítima, certificados de origen de pesca marítima y certificados de registro de los buques pesqueros de acuerdo a los sistemas de pesca marítima vigentes.

  18. Asignar a los buques pesqueros la cuota de pesca otorgada por los organismos internacionales.

  19. Supervisar, fiscalizar y controlar las operaciones de pesca en el sistema palanguero y cerco.

  20. Realizar otras funciones que coadyuven al logro de los objetivos de la Dirección General.

NORMATIVA NACIONAL