Ministerio de Defensa del Estado Plurinacional de Bolivia


 

DOCUMENTOS
IMPORTANTES


LEY DE ARMAS


LEY 521

Usted está aquí

Arranca la radarización del país con puesta en marcha del Centro de Comando y Control de Cochabamba

La radarización del país arrancó con la puesta en marcha del Centro de Comando y Control del proyecto SIDACTA (Sistema Integrado de Defensa y Control de Tránsito Aéreo) en el que los radares instalados y en funcionamiento actualmente, se integran en una plataforma tecnológica que es la más avanzada de la región.

Este inicio de operaciones fue lanzado hoy por el Presidente Evo Morales, el Ministro de Defensa, Javier Zavaleta, autoridades del sector aeronáutico y representantes del proveedor de tecnología, la empresa francesa Thales.

El Jefe de Estado resaltó que el país ahora pueda sentar soberanía del espacio aéreo, ampliar los sistemas de vuelo, la integración nacional e internacional y fundamentalmente orientado a combatir el narcotráfico.

Por su parte, el ministro de Defensa Javier Zavaleta, destacó que desde el Centro de Comando Control se podrá hacer seguimiento a cualquier aeronave lícita o ilícita que surque el cielo boliviano, incluso verificar que las líneas aéreas comerciales estén autorizadas para volar por nuestro espacio aéreo, señaló.

Actualmente ya están instalados y operando 5 radares civiles en los aeropuertos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Trinidad y pronto el de Roboré. Con ellos se tiene cubierto el 100% de los aeropuertos del país para la aviación civil. También se tiene instalado un radar militar en el oriente del país. En el marco del proyecto, será un total de 13 radares entre civiles y militares.

El Centro de Comando y Control alberga el sistema de gestión del tráfico aéreo En-Ruta (ACC: Área Control Center) y el centro de mando y control militar (CIC: Centro Integrado de Control) automatizado que permite mejorar la eficacia operativa de la FAB. Está ubicado en Cochabamba, en predios cercanos al aeropuerto Jorge Wilstermann y cuenta con una infraestructura moderna con alta tecnología con salas de control de radares civiles, otra de radares militares, sala de crisis, salas de capacitación, auditorio, centro de excelencia, entre otros espacios.

El Centro de Excelencia (para la capacitación), que funciona dentro del Centro de Comando y Control, es el segundo más grande de la región, después de Brasil, con una capacidad de formación entre 36 y 50 profesionales especializados cada año, detalló el comandante del Comando de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo - COSDEA y del SIDACTA, Gral. Luis Ricardo Gómez.

Radares militares

Los radares militares ya están fabricados. En total son cuatro: uno está instalado y en pruebas, otro está en camino y los demás están a la espera de la entrega de los sitios militares correspondientes para su instalación.

Inicialmente se está en el proceso de capacitación al personal civil y militar para que tome control de la nueva tecnología. Posteriormente las personas capacitadas continuarán dicho proceso de entrenamiento a profesionales en el futuro.

Componentes del proyecto

El proyecto SIDACTA se articula alrededor de 6 segmentos principales: La radarización de Bolivia con radares primarios (2D, 3D) y secundarios; un sistema de gestión del tráfico aéreo En-Ruta (ACC: Area Control Center) y de aproximación (APP/TMA) que permite garantizar y mejorar el tránsito bajo la responsabilidad de AASANA; un centro de mando y control militar (CIC: Centro Integrado de Control) automatizado que permite mejorar la eficacia operativa de la FAB; un edificio centralizado (Centro de Comando y Control) para albergar los centros ACC y CIC; una red para la comunicación del transporte de datos y voz y un centro de excelencia al beneficio de la FAB y de AASANA.

La red de radares se compone de: Radares primarios y secundarios. Los radares primarios 3D proporcionarán una cobertura extensa y a bajo nivel principalmente destinados a la detección de vuelos ilícitos y su uso es principalmente militar; radares primarios 2D que proporcionarán una cobertura a largo alcance de todo tipo de vuelos no cooperativos (ilícitos) para uso principalmente civil o militar. Los radares secundarios proporcionarán ayuda a la vigilancia del tráfico aéreo cooperativo, principalmente civil.

Algunos indicadores del proyecto

  • Más de 200 personas ya fueron capacitadas en Francia.
  • Alrededor de 500 personas trabajaron en el proyecto en Bolivia, la gran mayoría bolivianos.
  • Entre 30 y 40 personas se capacitarán en el Centro de Excelencia.

REDES SOCIALES
   

BOLETINES
DIGITALES

Boletines

REVISTAS
Boletines

EDICIONES
ESPECIALES

MEMORIAS

OTROS ENLACES

Canal YouTube Reciente